Blog

Y, ¿si regalamos esta Navidad por verdadera “necesidad”?

Campaña Un Regalo Diferente

Black Friday, Papá Noel, Reyes Magos, Rebajas, 2ª Rebajas…¿Cuántas campañas marketitianas existen al año para agasajar a los nuestros? Pretextos para regalar existen, basta con encender la TV, bichear por Internet o escuchar la radio y dejarse envolver por el todo al 50% de descuento.

A diario estamos expuestos, tanto nosotros como nuestros educandos, a diferentes campañas que nos incitan a consumir creándonos una necesidad. La Real Academia Española tiene varias acepciones para este concepto:

f. Impulso irresistible que hace que las causas obren infaliblemente en cierto sentido.

f. Aquello a lo cual es imposible sustraerse, faltar o resistir.

f. Carencia de las cosas que son menester para la conservación de la vida.

f. Falta continuada de alimento que hace desfallecer.

f. Peligro o riesgo ante el cual se precisa auxilio urgente.

f. Evacuación corporal de orina o excrementos.

Campaña Un Regalo Diferente

 

De la “necesidad” que hablan esas campañas mencionadas antes no depende nuestras vidas. Podemos seguir viviendo sin ellas. Sin entrar en un discurso contra el consumismo aquí queremos animar a otro tipo de campañas que buscan educar en valores como la solidaridad, generosidad, sensibilidad, el compartir o la gratuidad entre los niños y adultos.

Si bien antes del Covid-19 ya existían desigualdades sociales, esta pandemia no ha hecho más que agravar dichas situaciones y “ha permitido” el nacimiento de otras que estaban en la cuerda floja. A veces cuesta ver más valores como la solidaridad, la generosidad o la sensibilidad detrás de una campaña de Black Friday. Sin embargo, sí podemos apoyar otras como la reciente campaña de las Hijas de la Caridad España-Sur cuyos fondos van destinados a las obras sociales de éstas: casas de acogida, comedores sociales, centros de menores, residencias de mayores, atención a familias vulnerables.

El “Todo irá bien” con el que animábamos a nuestros menores a pintar en los balcones y ventanas al principio del confinamiento es un mensaje con el que familias con escasos recursos o menores en riesgo de exclusión desearían vivir a diario. “Todo va” pero a veces es imposible que vaya “bien”.

Esta Navidad se nos invita desde el Gobierno a quedarnos en casa y a evitar, en la medida de lo posible, los desplazamientos innecesarios con el de deseo y la esperanza de no dar la bienvenida a una tercera ola. Entre tanto, nosotros los adultos podemos mostrarles a nuestros menores otras realidades que siguen existiendo – a pesar de la pandemia – y que sí precisan de una necesidad para “la conservación de la vida”.

Por eso, la fundación DePaul lanza la campaña Un regalo diferente “para crear esperanza, para seguir ayudando, para colaborar en un mundo más justo, para mostrar a los niños que pueden crecer en igualdad y a los mayores que entre todos sumamos”.

¿En qué consiste esta campaña? Tienes 3 maneras de colaborar con 3 tipos de tarjetas solidarias.

  • Con 10 € puedes contribuir al menú diario de una persona que acuda a un comedor social de las Hijas de la Caridad
  • Con 20 € puedes hacer que los niños de familias vulnerables puedan adquirir medios tecnológicos para que la brecha digital no se agudice tanto. Si lo prefieres puedes destinar esos 20 € a una persona mayor que se encuentre sola y será canalizado de la mejor manera
  • Con 50 €, las familias necesitadas podrán acudir al supermercado y realizar una compra para cubrir sus necesidades básicas

Estas tarjetas no son canjeables en ningún supermercado ni centro comercial porque quieren “ser un sencillo detalle que te recuerde la fuerza que tiene la solidaridad” y la “necesidad real” de la habla la fundación DePaul para con nuestra sociedad.

En el siguiente enlace podrás obtener más información: Campaña “Un Regalo Diferente”.

Sobre la autora:
Marta Gómez Castelló, colaboradora de Educando Seguro y periodista