Blog

Los estudiantes españoles aprueban el informe PISA en igualdad de género y respeto a otras culturas

Informe PISA. Estudiante

Lo admitimos, aunque nos cueste. Nuestros alumnos españoles no brillan en Matemáticas o Lengua pero sí destacan en respeto hacia otras culturas e igualdad de género o convivencia como así demuestra el reciente informe PISA 2018, que por primera vez ha calificado la Competencia Global (aquella que califica a los estudiantes según su capacidad para relacionarse en un mundo interconectado).

Este informe también demuestra que nuestros alumnos de 15 años sobresalen, por encima de otros según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al ser los que más apertura muestran hacia los inmigrantes y los que más estudian la igualdad de género (no es de extrañar si tenemos en cuenta las políticas implantadas en Educación durante los últimos años).

Competencia Global

Con 512 puntos de puntuación (frente a una media de 499 de todo el conjunto de países que participan), alrededor de un 68% han obtenido el nivel básico en “Competencia Global”. Esta capacidad es la responsable de que nuestros alumnos observen y examinen sucesos que tienen lugar en sus cercanías y alrededor del mundo de gran relevancia. Nuestros estudiantes, de esta manera, son proclives a tener una mente más abierta a otras culturas, entender lo que pasa en nuestro mundo y empatizar con el otro en pro del bien común.

Encabezando el sexto lugar en el ranking del informe, si lo analizamos por Comunidades Autónomas, los datos varían. Mientras que los adolescentes de Castilla y León han obtenido 534 puntos, los alumnos de Ceuta se han clasificado con 438 puntos. De nuevo nos encontramos con una educación desigual de norte a sur.

No obstante, a diferencia de los que cursaron sus estudios en los años ’90, los educando de hoy en día se enfrentan a un sinfín de respuestas en la red gracias a sus teléfonos móviles u ordenadores. Si antes la Enciclopedia Larousse o Encarta nos daban total seguridad y credibilidad al ser la única fuente de información verídica e irrefutable, hoy día nos encontramos un amplio repertorio de fuentes de dudosa reputación. Por eso, el informe PISA incide en la necesidad de “discernimiento” y reflexión, saber distinguir entre el bien y el mal, lo real y lo ficticio con el objetivo de poder hacer juicios sin que las TICs, al tiempo que nos iluminan, no les jueguen malas pasadas con las famosas “fake news”.

Asimismo, no solo han pasado con creces este informe los alumnos. Por parte del profesorado, estos muestran creencias igualitarias y multiculturales y son los responsables de crear un ambiente positivo en el aula fomentando la pluralidad de culturas, ideologías e igualdad de género. En este sentido, los alumnos españoles están informados en esta materia por los profesores en torno a un 91,7% en contraposición con Suiza con un 80,1% o Nueva Zelanda con un 82,7%.

En lo que respecta a situaciones adversas, de nuevo, tenemos que felicitar a nuestros educando ya que 7 de cada 10 adolescentes es capaz de superar situaciones fuera de lo común así como también reconocen poder trabajar en situaciones límites o con estrés.

Si hay algo en lo que deben y debemos mejorar como responsables de la educación de nuestros adolescentes es en la lectura de la prensa o la búsqueda de noticias en Internet. La realidad del mundo no debe ser conocida a través de redes sociales o, como decíamos antes, “fake news”. Nuestros alumnos deben aumentar la lectura de distintas cabeceras con el fin de poder obtener una visión objetiva de la realidad para poder emitir juicios de valor con certeza y conocimiento y no en base a lo que un influencer pueda decir. Lo mismo ocurre con la situación económica tanto a nivel nacional como internacional. Es tarea, tanto de la escuela como de la familia y demás agentes implicados, enseñar a los alumnos a establecer una interconexión de la economía de los países así como de los asuntos cotidianos.

Educación en tiempos de pandemia

Con la irrupción del Covid19, cerca de un 22% del alumnado español ha reconocido sentirse insatisfecho en casa al no poder concentrarse, no tener los recursos suficientes para estudiar o atender a las clases vía online. El Centro Reina Sofía sobre Adolescentes y Juventud de la FAD ha declarado que el 31% de los alumnos de 15 a 29 años no era capaz de concentrarse en cada durante el confinamiento además de haber encontrado un profesorado que no ha sido capaz de alentar al estudiante en este tiempo tan duro y desolado.